La empresa cerrará los días 4 y 8 de marzo. Los días 5, 6 y 7 tardes cerrado

964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h / 16h a 18h contacta@llardigital.com

Todos hemos sido niños, aunque muchas veces parece que no nos acordamos. Para escribir un cuento necesitas algo más que una buena idea: tienes que saber llegar a tu público, y los niños de hoy no son como los de hace 15, 30 o 50 años. Cada generación comparte una serie de características.

Por eso, vamos a ver cómo escribir un cuento infantil que pueda tener éxito hoy en día, respetando el estilo literario del cuento, pero sin perder de vista que te vas a dirigir a un público un poco más reacio a la lectura que quienes no somos nativos digitales.

¿Qué es un cuento?

Un cuento es una narración breve, basada en hechos reales o pura ficción, donde una serie limitada de personajes desarrollan una trama sencilla. Existen cuentos para adultos, que invitan a la reflexión, pero los cuentos más comunes son los infantiles.

Temática

A la hora de escribir un cuento infantil, utilizamos tramas contrapuestas a la de las novelas en extensión y complejidad, como hemos señalado. Sin embargo, puedes crear un cuento que recoja leyendas transmitidas oralmente a lo largo de los años, o narraciones mitológicas. La clave está en la manera de comunicarse con el público infantil.

Extensión máxima para un cuento infantil

Se recomienda que un cuento no exceda de las 20 páginas, pero siempre debes tener presente la edad de tu público. Si deseas publicar un cuento para niños de 3 a 5 años, 15 o 20 páginas son demasiadas. Apuesta, en estos casos, por tramas que puedan desarrollarse en unos minutos, antes de dormir.

El mensaje

Al pensar en cómo crear un cuento, ten presente que el cuento suele esconder una enseñanza o moraleja, plasmada de forma entretenida.

Los personajes y el narrador

En los cuentos existe un narrador ajeno a la trama, por tanto, imparcial, y una serie de personajes. Cuando estos personajes hablan, sus frases recogen las emociones: alegría, tristeza, miedo… También puedes escribir cuentos infantiles en los que no aparezcan diálogos.

Los animales son personajes que suelen captar la atención de los más pequeños. Por ejemplo, si vas a contar cómo un niño venció su miedo ante el primer día de escuela, tal vez tengas más atención de tu público si ese niño tiene pelo o plumas y vive en una comunidad como un bosque.

Diferencia entre cuento y fábula

Cuando introducimos animales dotados de la propiedad del lenguaje humano y de sentimientos como el afán de atención o la necesidad de tener razón, es fácil confundir un cuento para niños con una fábula. La diferencia más importante se encuentra en el afán moralizante de la trama, más marcado en la fábula, con una especie de corolario final.

Además, los cuentos se escriben casi siempre en prosa, mientras las fábulas pueden aparecer en prosa o en verso.

Impresión y maquetación

Si deseas que tu cuento tenga aceptación, presta atención a la impresión y la maquetación. Cuando se trate de libros que van a ser leídos por los propios niños, elige papeles gruesos y cubiertas resistentes, así como una tipografía grande y habitual. El espacio entre líneas tiene que ser generoso.

Puedes publicar tu cuento con fuentes que imitan la caligrafía escolar, si deseas que tu obra tenga un propósito didáctico adicional.

Recuerda que es posible que ni siquiera el niño sea quien lea el cuento, lo que no significa que no debas cuidar los detalles de presentación y hacerlo visualmente atractivo.

 

Saber cómo escribir un cuento infantil que tenga aceptación implica más aspectos que los inherentes al cuento. La maquetación y los materiales de la impresión resultan esenciales. Además, la extensión máxima y la tipografía varían en función de la edad del público, pues no lee igual un niño de 5 años que uno de 8, por poner un ejemplo.

Call Now Button