La empresa cerrará los días 4 y 8 de marzo. Los días 5, 6 y 7 tardes cerrado

964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h / 16h a 18h contacta@llardigital.com

Cuando uno se decide a escribir su primer libro, puede tener varias motivaciones. Aunque lo que los haya llevado a la acción varía, casi todos los escritores, noveles y veteranos, desean que su obra sea un éxito y necesitar encargar nuevas tiradas (no tienes por qué arriesgarte con una inversión grande en ejemplares impresos, sobre todo si estás comenzando). Y este deseo de llegar a muchos lectores se observa, sobre todo, en las novelas.

¿Cómo escribir una novela de éxito? Lo primero es abordar el objetivo por etapas. Primero necesitas consejos para escribir una novela bien hecha, incluyendo su esquema, y mientras tu obra va tomando forma, irás aplicando otros para hacer de tu historia algo que llegue a los lectores, despierte su interés y les encante.

Planificación

Decide el género de tu obra y a quién va dirigida. Puede ser un público joven o de mediana edad, mayoritariamente de un género, o tratarse de una obra que enganche por igual a hombres y a mujeres.

Piensa en cómo serán tus sesiones de escritura: ¿puedes dedicar varias horas al día o, por cuestiones laborales o personales, vas a aprovechar los fines de semana y los festivos con jornadas intensivas?

Esquema de la novela

El esquema de la novela forma parte del proceso de escritura, aunque, por su importancia, hemos decidido dedicarle un apartado. Se trata de un paso que algunos escritores con especial talento omiten, pero imprescindible para a mayoría.

Con el esquema de la novela creas un esqueleto de tu obra bien detallado, de modo que no tendrás el problema habitual del bloqueo. Para que el esquema para escribir una novela sea bueno, debes pensar y reflexionar sin prisas. Muchas veces, este paso puede tardar semanas.

En una novela existen tres partes: presentación, nudo y desenlace.

En la primera parte, presenta a los personajes principales y señala cuál es el problema (conflicto) con el que el protagonista deberá enfrentarse. Dependiendo del género de tu novela y de tu propio estilo, puedes presentar este problema con detalle o dejar interrogantes sin responder en este momento.

En la segunda parte o nudo, valora las opciones que tienes para dar uno o más giros a la trama, incrementando la tensión y el interés en el lector. Mientras haces esto, profundiza en la motivación de los personajes, principales y secundarios, y en el modo en que se enfrentan al conflicto.

En la última parte, debes planear cómo presentarás el clímax. El protagonista ha cambiado con todo lo que le ha sucedido a lo largo de la historia, y este cambio debe ser patente al acercarse el final. Piensa también en cómo logra resolver o no el problema presentado en la primera parte. Recuerda que existe la posibilidad de jugar con un final abierto.

Escritura

Si has cuidado los dos puntos anteriores, el resto del proceso de escritura será sencillo. Solo te queda decidir si vas a escribir de manera lineal, es decir, en el orden cronológico en el que lo van a leer tus lectores, o de forma no lineal, trabajando en diferentes partes dependiendo de cómo van evolucionando los personajes, o incluso teniendo el final preparado antes de haber concluido el nudo.

Con los dos tipos de escritura puedes lograr una novela con todos los ingredientes necesarios para ser un éxito, por lo que la decisión aquí va a depender de cómo te sientas más cómodo o de cómo vayan fluyendo los pequeños detalles de la escritura en tu mente.

Edición, maquetación y pulido

En este punto podemos puedes delegar en correctores de estilo, diseñadores y maquetadores. ¿Sabías que nosotros maquetamos tanto libros en papel como digitales?

Sin embargo, hay cosas que tienes que hacer por ti mismo. Presta atención a los comentarios de los lectores cero, durante el proceso de escritura y, en este momento sobre todo, a los lectores beta, para introducir unas últimas modificaciones si fueran necesarias. Esto nos lleva al último consejo.

Mantenerse flexible durante todo el proceso

Así como los personajes de tu obra evolucionan a medida que transcurre la trama, tú como escritor también irás experimentando cambios. No dudes en introducir un nuevo detalle o manejar dos posibles diálogos mientras escribes y, cuando realices la lectura final, ten presente que tú mismo habrás madurado como escritor.

Si crees necesario retocar algo, hazlo. Eso sí, antes de enviar la obra a maquetar e imprimir.

Si escribes, eres escritor, sin importar tus cifras de ventas. A muchos escritores les gusta que su obra sea un éxito, en término monetarios o en lo relacionado con las críticas. Se habla mucho sobre cómo escribir una novela, pero poco acerca de cómo hacerlo para que tenga todo lo necesario para ser un éxito.

Incluso la novela mejor planificada, puede no lograr el ansiado éxito por fallos en la campaña de marketing o porque también existe un componente azaroso. En plena era del marketing on line, no desprecies las posibilidades que ofrecen las reseñas positivas y desinteresadas de lectores entusiastas.

Call Now Button