REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Una referencia bibliográfica es una reseña de cada fuente consultada en una bibliografía, para elaborar o corroborar datos empleados en libros, tesis doctorales, artículos informativos, etc.

Mientras que la bibliografía recoge el nombre del autor o los autores, el título de la obra, la editorial y el año o el número de edición, la referencia bibliográfica facilita la localización del fragmento empleado, añadiendo más información.

Las citas se emplean para no incurrir en plagio cuando se utilizan definiciones, para apoyar una hipótesis con datos de una investigación anterior (propia o de otros autores) y para indicar dónde se puede ampliar información al respecto.

Existen citas o referencias bibliográficas textuales de menos de 40 palabras entrecomilladas, y citas no textuales o indirectas, en las que se puede recurrir a un resumen de la obra del autor. Los datos numéricos y las estadísticas no se señalan entre comillas, aunque siguen requiriendo de la correspondiente referencia.

¿Cómo citar referencias bibliográficas de manera correcta?

La American Psychological Association (APA) ha publicado un documento explicando cómo poner referencias bibliográficas de forma correcta y estas directrices se aceptan como norma en cualquier obra bibliográfica o trabajo universitario.

Desde el año 2006, se entiende que la cita debe incluir el autor o autores, el año de publicación de la referencia bibliográfica a la que se refiere y la página o páginas mencionadas. Se incluyen en concepto de cita trabajos de fin de grado, tesis doctorales, publicaciones en revistas especializadas y papers. Las referencias se indicarán al final del texto u obras, ordenadas de manera alfabética.

El esquema para realizar una cita, directa o indirecta, es el siguiente:

- Autor/es, con apellido/s primero, e inicial/es del nombre o nombres a continuación.

- Año de publicación, entre paréntesis.

- Título de la obra o publicación y subtítulo, en caso de haberlo, separados por dos puntos, en itálica o negritas.

- Ordinal de la edición a partir de la segunda edición, abreviada con (ed.), en minúsculas y entre paréntesis (sin itálicas).

- Lugar de publicación.

- Editorial.

¿Cuándo se deben usar referencias bibliográficas o citas?

Se debe citar siempre que empleemos:

- Ideas, hipótesis o teorías de otra persona. También cuando se parafrasea.

- Datos estadísticos, gráficos o imágenes que no sean de dominio público. Esto es muy importante en los libros científico-técnicos, donde se emplean gráficos para poder realizar cálculos.

- Una indicación de dónde se puede ampliar información sobre el tema.

Como habrá podido comprobar, muchos autores no siguen el protocolo en lo referente a las citas bibliográficas. Este problema es serio, pues no solo vulnera los derechos de autor, sino que despoja de credibilidad a un texto o una obra. En prensa digital es un mal extendido.

Tenga en cuenta que las obras antiguas suelen indicar como referencias bibliográficas tan solo datos técnicos o publicaciones especializadas y registradas en unos pocos medios de autoridad (revistas especializadas), y que éstas pueden no ser del todo completas. Por ejemplo, las tesis doctorales de los años 70, impecables en su fecha de publicación, suelen omitir algunas referencias bibliográficas ineludibles hoy en día, y esto puede suponer una dificultad adicional cuando se realiza un trabajo de investigación.

Las referencias bibliográficas actuales han debido adaptarse a los nuevos formatos de lectura, por lo que incluyen publicaciones digitales.